Ultimos

8/8/09

LA WIPHALA Y LA TRICOLOR EN BOLIVIA

(*)Por: Rubén F. Apaza
En el art. 6, II, de la Nueva constitución Política del estado de Bolivia establece que la Wiphala es un símbolo del estado, pero ciertamente hay un rechazo en aceptar como tal, por tanto el abstencionismo en el uso en los actos cívicos y en instituciones publicas genera rencillas por parte de aquellos que fueron desplazados del poder, especialmente del oriente boliviano, de aquellos que sienten todavía un desprecio por el campesinado, el indio o indígena. Por eso en la sociedad boliviana ha surgido un falso debate en el de utilizar la Wiphala o la Bandera Tricolor, cuando ambas representan diferentes connotaciones y significados a nivel nacional.

Sin duda que la bandera que conocemos hoy es de origen europeo, que según la bibliografía, la palabra bandera, bandido y bandolero proviene “de banda” (gót. bandwō,), por eso el significado de la bandera es “Tela de forma comúnmente rectangular, que se asegura por uno de sus lados a un asta o a una driza y se emplea como enseña o señal de un grupo, nación, una ciudad o una institución.” La historia enseña que desde tiempos ancestrales las banderas se han utilizado como símbolos tribales, nacionales y militares, por ejemplo durante la colonia fue utilizado por los piratas que navegaba los altamares robando y asaltando barcos españoles con oro y plata saqueados del cerro rico de Potosí con sudor indígena. Así en el viejo mundo cada bando se identificaba con una bandera.

Según historiadores y cronistas, la palabra Wiphala proviene de dos palabras del jhaqi-aru (idioma del ser humano) hoy conocido como aymara (jaya-mara = de muchos años): Wiphay, que es una exclamación de triunfo y alegría, usada hasta hoy en las fiestas y en actos ceremoniales en poblaciones indígenas originarias. Y Laphi, (laphaqi=flamea) es el flameaje producido por el efecto del viento en el tejido. Entonces juntando las dos palabras WIPHAY-LAPHI se tiene la WIPHALA, tejido cuadricular de 7 colores en forma diagonal, que representa un emblema sagrado de cosmovisión en la justicia, pluralidad, comunidad e igualdad en el antes, durante y después del Tawantinsuyu.

El origen de la Wiphala y la Chacana (cruz andina) se remonta hasta la era de Tiwanaku y principalmente al estado federado del Tawantinsuyu en donde se utilizaba símbolos con colores del arcoíris, en sus cuatro suyus: Chinchasuyu, Kuntisuyu, Antisuyu y Kollasuyu, cada una representado por una Wiphala. Así en las investigaciones y excavaciones realizadas en la región andina se han encontrado tejidos (walqanka y kiroma), rocas (grabados de tiwanaku) y objetos (qiru) relacionados con la Wiphala de 7 colores en diagonal a cuadros.

Desde 1992 (recordando los 500 años de la invasión europea) su uso simbólico se ha expandido en toda la América (Abya Yala), como una reivindicación política, social y económica de las naciones indígenas del mundo. En la actualidad para las naciones indígenas originarias y campesinas, la Wiphala representa una reivindicación de los pueblos aymaras, quechuas, guaranís y otras asentadas principalmente en Argentina, Chile, Perú, Bolivia y Ecuador. La Wiphala es un símbolo de resistencia y de lucha constante frente a la servidumbre, opresión y explotación por parte de los imperios y estados. Por tanto la Wiphala encarna el Pachakuti (cambio en el tiempo y espacio); la revolución.

El reconocimiento de la Wiphala como símbolo de estado en Bolivia es una conquista por la reconstitución originaria - aunque parcial, considerando que es un proceso que no termina – de la clase-nación oprimida y explotada. Tomando en cuenta que en este país el obrero y el proletario tienen rostro indígena. El proceso revolucionario ha costado al pueblo muchas vidas inocentes en las insurrecciones indígenas, levantamientos obreros y luchas sociales por años en la conquista del poder y abolición del sistema capitalista.

Para las naciones indígena originarias la bandera en forma triangular ha venido representando la desigualdad, sometimiento, explotación y el saqueo de los recursos naturales de la clase burgués, terrateniente y oligarca. Cuentan los mineros y campesinos que en sus luchas los militares los baleaban aun bajo el cobijo de la tricolor rojo, amarillo y verde. En honor a la verdad la Wiphala representa un movimiento social geoestratégico que traspasa las fronteras bolivianas.


El Condor TK: ""

Publicar un comentario en la entrada

 
Copyright © 2014 EL CONDOR TK
Design by FBTemplates | BTT